skip to Main Content

CIRCUNCISIÓN

Es el corte del prepucio, porción de la piel que cubre la punta del pene. Debajo del prepucio pueden ocultarse y multiplicarse los gérmenes, lo que provoca problemas de higiene e infecciones urinarias y/o Balanitis (infecciones de la punta del pene) tanto en niños como en adultos, especialmente en pacientes diabéticos y en los que no es posible descubrir la punta del pene en su totalidad.

De acuerdo con las guías de la Asociación Europea de Urología, el tratamiento con cremas que contienen esteroides no funcionan para lograr retraer el prepucio en los niños.

La circuncisión puede proteger la salud futura de los niños y las evidencias científicas dejan claro que los beneficios superan los riesgos.

BENEFICIOS

Disminución de:

  • Infecciones urinarias
  • Cáncer de pene
  • Infecciones de transmisión sexual
    • 50 a 60% menor riesgo de infección por VIH
    • 30% menor riesgo de contraer herpes y virus del papiloma humano (VPH), dos patógenos que se cree que provocan cáncer de pene.

RIESGOS

Sangrado e infección en menos del 1%

Urología

Urología Circuncisión Centro Andrológico

LITIASIS URINARIA (PIEDRAS)

La formación de litos en la vía urinaria puede estar influenciada por:

  • Hiperparatiroidismo o trastornos grastrointestinales.
  • Factores genéticos.
  • Anormalidades anatómicas.
  • Medicamentos.

La litiasis puede ser a nivel de riñón, ureteros, vejiga o uretra, y puede ser causa de sangre en la orina, dolor en espalda o abdomen, infecciones y obstrucción de la vía urinaria. En este último caso, si no se resuelve a tiempo, puede causar pérdida de la función renal y/o infecciones generalizadas.

OPCIONES DE TRATAMIENTO

ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino. Se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y rodea al conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo (uretra). La próstata de un joven tiene el tamaño de una nuez que con la edad aumenta lentamente de tamaño y puede causar problemas, habitualmente después de los 50 años.

Urología

HPB o Agrandamiento de la Próstata

Un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche; necesidad de pujar antes de orinar, o sensación de no vaciar la vejiga por completo, chorro urinario débil y entrecortado. Puede causar problemas como infecciones del tracto urinario, formación de litos (piedras) y/o daño funcional en vejiga o riñones. Si se detecta a tiempo, es probable evitar estos problemas. Los exámenes para diagnosticar el agrandamiento de la próstata consisten en un tacto rectal, pruebas de sangre, estudios de imagen, estudios para medir la presión del flujo de orina y una uretro-cistoscopia, que es un examen que permite ver el interior de la uretra, próstata y vejiga por medio de una cámara llamada cistoscopio.

Urología HPB o Agrandamiento de la Próstata Centro Ancrologico

Inflamación de la próstata, puede ser aguda o crónica, y a su vez causada por bacterias o no.

Los síntomas de una prostatitis aguda bacteriana pueden ser:

Sangre en la orina, ardor o dolor al orinar, fiebre, escalofríos, sofoco, dificultad para orinar, sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga, orina de olor fétido, chorro urinario débil.

Los síntomas de la prostatitis crónica son:

Dolor o malestar en el abdomen por encima del pubis, en la región lumbar, en el área entre los genitales y el ano (periné), o en los testículos; dolor con la eyaculación o sangre en el semen, dolor con las deposiciones. Algunas personas no tienen síntomas.

Es común en hombres de edad avanzada y es raro en hombres menores de 40 años. Responde mejor al tratamiento cuando se detecta a tiempo.

Factores de riesgo:

  • Más 65 años.
  • Historia familiar.
  • Raza negra.
  • Obesidad.
  • Dieta alta en grasas.

Frecuentemente el cáncer de próstata no da síntomas y los pacientes rechazan el tacto rectal, se limitan a realizar pruebas en sangre (antígeno prostático específico o PSA, por sus siglas en inglés).

Hasta el 15% de los pacientes con cáncer de próstata, tienen antígeno prostático específico normal, cuando se eleva, puede ser porque la enfermedad ya ha avanzado. Las pruebas en sangre no deberían suplir al tacto rectal.

Diagnóstico:

  • Tacto rectal.
  • Análisis en sangre de antígeno prostático específico.

Si los resultados son anormales, puede ser necesaria una biopsia.

Tratamiento:

Observación cuidadosa y vigilancia médica.

  • Cirugía.
  • Radioterapia.
  • Terapia hormonal.
  • Quimioterapia.
  • Combinación de las anteriores.

La decisión de tratamiento depende de la etapa del cáncer. El mejor tratamiento para una persona puede no ser el mejor para otra.

Contesta el cuestionario de Autoevaluación de Síntomas Prostáticos. Recibe respuesta directa de nuestro especialista.

INFECCIONES DE LAS VÍAS URINARIAS

Los microorganismos habitualmente llegan a las vías urinarias mediante el ascenso de los mismos desde la uretra, en la mayoría de los casos, estos microorganismos son de origen intestinal. Y puede afectar a las vías urinarias a diferentes niveles.

Cistitis (infecciones de vejiga)

Pielonefritis (infeccionés de riñón)

Infecciones de repetición

Urología General Centro Andrológico

CÁNCER DE PENE, TESTÍCULO, VEJIGA Y RIÑON

La circuncisión precoz reduce el riesgo de cáncer de pene de 3-5 veces.

Es frecuente que el cáncer de pene en etapas iniciales se confunda con una infección, pasando desapercibido el diagnóstico, de ahí la importancia de que el paciente sea valorado por un urólogo.

Factores de riesgo:

Fimosis (imposibilidad para retraer el prepucio)

Higiene deficiente

Tabaquismo

Virus del papiloma humano (VPH)

Representa entre el 1 % y el 1,5 % de las neoplasias masculinas y el 5 % de los tumores urológicos en general. La incidencia máxima se da en el tercer y cuarto decenio de la vida según el tipo de tumor.

Factores de riesgo:

Criptorquidia (testículos no descendidos al nacimiento)

Síndrome de Klinefelter

Tumores testiculares en familiares de primer grado (padre/hermanos)

Presencia de un tumor testicular contralateral

Infertilidad

Los tumores testiculares presentan tasas excelentes de curación, si se detectan a tiempo.

Urología cancer testicular Centro Andrológico

Es el tumor maligno más frecuente del aparato urinario. Es más común en hombres. La hematuria (sangre en la orina) es el hallazgo más frecuente en los tumores vesicales. En estadios tempranos no causan dolor vesical y rara vez cursan con irritación vesical, disuria (ardor al orinar) o tenesmo vesical (quedarse con ganas de orinar, aún después de haber terminado).

Factores de riesgo:

Trabajadores de las siguientes industrias:

  • Impresión
  • Procesamiento de hierro y aluminio
  • Pintura industrial
  • Fabricación de gas, gomas, tejidos, cueros y productos químicos

Tabaquismo (triplica el riesgo para cáncer de vejiga)

Radioterapia

Infecciones de vías urinarias crónicas

Quimioterapia

Tumores de la vía urinaria superior

Urología Cáncer de Vejiga Centro Andrológico

Representa el 2 %-3 % de todos los cánceres. Durante los últimos 20 años y hasta hace poco se ha producido un incremento anual próximo al 2 % de la incidencia en todo el mundo. Hay un predominio 1,5:1 de los varones sobre las mujeres y la incidencia máxima tiene lugar entre los 60 y 70 años de edad.

Factores de riesgo:

Tabaquismo

Obesidad

Hipertensión arterial

Familiar de primer grado con cáncer de riñón

Muchas masas renales son asintomáticas y no palpables hasta las últimas fases de la enfermedad.

Urología Cáncer de Riñon Centro Andrológico

ESTENOSIS DE URETRA

Es un estrechamiento anormal del conducto que lleva la orina fuera del cuerpo desde la vejiga (uretra).

Urología estenosis uretra Centro Andrológico

Inflamación o tejido cicatricial a raíz de una cirugía, enfermedad o lesión. En raras ocasiones, puede ser causada por la presión de un tumor en crecimiento cerca de la uretra, esta afección no es común en las mujeres. Las estenosis que se presentan al nacer (congénitas) son infrecuentes.

Factores de riesgo:

Infección de transmisión sexual (ITS)

Colocación de una sonda en la uretra, catéter o cistoscopio

Lesión o golpe en la zona pélvica o periné (región entre el ano y testículos)

Sangre en el semen

Secreción de la uretra

Orina oscura o con sangre

Fuertes ganas de orinar y aumento en la frecuencia miccional

Imposibilidad para orinar

Micción dolorosa o dificultad para orinar

Pérdida del control vesical

Dolor en la parte inferior del abdomen y el área de la pelvis

Flujo de orina lenta (puede desarrollarse repentina o gradualmente) o chorro urinario en forma de regadera.

Dilatación uretral

Cirugía

HIDROCELE

Es un saco lleno de líquido ubicado en el escroto. Los hidroceles son comunes en los recién nacidos. Durante el desarrollo de un bebé en el útero, los testículos descienden desde el abdomen a través de un conducto hasta el escroto. Los hidroceles se presentan cuando este conducto no se cierra. El líquido drena desde el abdomen a través del conducto abierto y queda atrapado en el escroto. Esto hace que el escroto se hinche. Algunas veces, un hidrocele puede ocurrir con una hernia inguinal.

En los adultos puede ser a consecuencia de un proceso inflamatorio del testículo o el epidídimo.

Persistencia del conducto peritoneo-vaginal en niños

Inflamación, infección y lesión del testículo o el epidídimo

Aumento en la producción de líquido o drenaje inadecuado del mismo en el escroto

Urología General - hidrocele

Hinchazón testicular indolora que se siente como un globo de agua.

Por lo general, los hidroceles no son dañinos y sólo se tratan cuando causan molestia o infección.

Los hidroceles en niños que no desaparecen espontáneamente después de unos pocos meses de nacidos, pueden necesitar cirugía.

Con frecuencia, se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico, llamado hidrocelectomía (extirpación del revestimiento del saco), para corregir el problema.

El drenaje con aguja no funciona bien porque el líquido reaparecerá.

Los hidroceles simples en los niños a menudo desaparecen sin necesidad de cirugía.

En los adultos, los hidroceles por lo regular no desaparecen por sí solos.

Si se necesita cirugía, es un procedimiento fácil con un desenlace clínico muy bueno.

DOLOR TESTICULAR CRÓNICO

En pacientes con dolor testicular crónico bien seleccionados, una microcirugía llamada desnervación microquirúrgica de cordón espermático les puede cambiar la vida, dejando atrás esa frustración y a veces hasta depresión por vivir con dolor todo el tiempo.

La visión microscópica nos permite desnervar (cortar las fibras nerviosas) el cordón espermático del testículo, lo que hace que la señal de dolor no llegue más al testículo. La clave está en seleccionar correctamente al paciente y quién realiza la cirugía.

VASECTOMÍA

La vasectomía se considera el método anticonceptivo más efectivo.

Consiste en ocluir los conductos deferentes, estructuras de la vía seminal por las cuales los espermatozoides circulan, para posteriormente ser expulsados durante la eyaculación. Por tanto, un hombre vasectomizado sigue eyaculando como siempre, pero con ausencia de espermatozoides en el semen.

De acuerdo con la American Urological Association y la European Association of Urology se debe utilizar una técnica mínimamente invasiva. En Centro Andrológico ofrecemos la técnica sin bisturí, realizando la cirugía a través de una incisión única de aproximadamente 0.5cm, sobre la línea media escrotal. Además nuestra técnica utiliza los pasos de seguridad que han demostrado mayor efectividad, tales como la cauterización de la luz de ambos extremos del conducto deferente resecado y la interposición fascial.

Cualquier hombre mayor de 30 años con paternidad satisfecha

Aunque no es una contraindicación tener menos de 30 años y no tener hijos, valdría la pena discutir conjuntamente la decisión

Aunque habitualmente la vasectomía se considera un método anticonceptivo irreversible, es importante saber que el Dr. Ortiz está capacitado y tiene una gran experiencia en reversión de vasectomía con técnica microquirúrgica

Es necesario realizar un análisis de semen después de 3 meses o 20 eyaculaciones posteriores a la vasectomía, para asegurarnos que ya no hay riesgo de embarazo. Hasta entonces, se tendrán que seguir utilizando métodos anticonceptivos

Riesgo de embarazo después de haber corroborado que la vasectomía fue exitosa: 1 en 2000

La necesidad de repetir la vasectomía es menor al 1%

Complicaciones en el 1-2% de los pacientes

La vasectomía no es factor de riesgo para cáncer de próstata, enfermedad cardiovascular, cáncer de testículo, o disfunción eréctil, y no altera la eyaculación ni la sensibilidad

Es una cirugía ambulatoria que dura 5 a 10 minutos, y que habitualmente se hace con anestesia local y sedación, a menos que el paciente prefiera otro tipo de anestesia. Nuestra técnica ofrece 5 pasos de seguridad para ofrecer una máxima eficacia.

Preservación de la arteria del conducto deferente, evitando así, restarle irrigación sanguínea al testículo y las consecuencias que conlleva

Resección de un segmento del conducto deferente

Cauterización de la luz de ambos extremos del conducto deferente

Ligadura de ambos extremos del conducto deferente

Interposición fascial (los extremos del conducto deferente quedan en planos anatómicos distintos evitando la recanalización)

Menos infecciones

Menos sangrado

Menos dolor

Reposo relativo durante 1-2 días. Después puede regresar a sus actividades laborales, si estas no implican esfuerzos físicos

Abstinencia sexual por 1 semana

Evitar hacer deportes o actividad física durante 1-2 semanas

No hay necesidad de retirar puntos de la herida

Realizar un análisis de semen después de 3 meses o 20 eyaculaciones posteriores a la vasectomía, para asegurarnos que ya no hay riesgo de embarazo. Hasta entonces, se tendrán que seguir utilizando métodos anticonceptivos

Back To Top
Search