skip to Main Content

La disfunción eréctil también afecta a los jóvenes entre 18 y 25 años

La Disfunción Eréctil También Afecta A Los Jóvenes Entre 18 Y 25 Años

Nota por: abc.es / ROCÍO DE FELIPE

En muchas ocasiones basta con una sesión informativa para dejar atrás estos problemas que, también sufren las mujeres

«En torno a un 20% de los varones que acude a consulta tienen entre 18 y 25 años» explica el Dr. Roselló Gayá, médico andrólogo del Instituto de Medicina Sexual (IMS) y médico adjunto a dirección en el Centro de Urología de Palma. La prevalencia a tener disfunción eréctil es menor que en grupos de edad más altos, pero los jóvenes también puede experimentar falta de erección. Pese a que sea menos usual, es bueno que los jóvenes que sufran este problema, acudan a un especialista para un diagnóstico que determine el origen de los problemas en las erecciones. Según el Dr. Roselló Gayá, la mayoría de los jóvenes que acuden a consulta lo hacen a nivel informativo, «vienen para plantear sus dudas y sus preguntas sobre la calidad de la erección; normalmente no son personas que tengan alguna patología que sea causa directa de la disfunción eréctil» explica.

En muchas ocasiones, la vergüenza a hablar sobre estos temas y la mala educación sexual que se da en casa y en los colegios hace que el perjudicado ignore el problema y contribuye a agravar la situación. Por eso es muy importante tratar el problema desde los primeros momentos ya que padecer este tipo de problemas a edades tempranas causan sensación de angustia a quien lo sufre.

Causas de la disfunción eréctil

Según el médico andrólogo del IMS, «una de las causas más importantes es el desconocimiento. Muchos jóvenes desconocen la función sexual normal y se preocupan por cosas que no deben». Sin embargo, hay casos más serios en los que los pacientes muestran factores de riesgo como puede ser el sobrepeso o la diabetes. La falta de erección además se puede dar por problemas circulatorios o traumatismos varios en la zona pélvica que pueden afectar al correcto riego sanguíneo del pene.

Normalmente, los factores psicológicos son más habituales en esta franja de edad, y son aquellos que condicionan la respuesta sexual del hombre joven como por ejemplo un excesivo miedo al fracaso.Además también puede ser causa de un complejo ante su propiainexperiencia sexual o el miedo a dejar a la pareja embarazada si no se utilizan los anticonceptivos adecuados. «En estos casos muchos están condicionados por factores externos y rehusan las relaciones con el sexo opuesto». Estos miedos se vuelven en contra del organismo que reacciona ante ellos y se genera un bloqueo en al respuesta sexual (bien en la fase de excitación o en la fase de erección) que impide al hombre obtener una erección satisfactoria.

Tratamiento

La disfunción eréctil se puede remediar, y muchas veces pasa simplemente por darle al paciente una buena sesión informativa,«muchos jóvenes se van mucho más tranquilos y confiantes después de hablar con nosotros; conocer las funciones ayuda a saber cuáles son las disfunciones».

Pero no siempre es tan fácil. Cuando existen factores de riesgo en el paciente es necesario un exámen más completo. «Se hacen analíticas de hormonas para detectar posibles disfunciones hormonales en caso de pacientes obesos» explica el Dr. Roselló Gayá.

La disfunción eréctil en verano

Durante esta época del año es más probable que aparezcan problemas en la erección de los varones. Según el médico adjunto a dirección en elCentro de Urología de Palma, «es un momento en el que hay más posibilidad de tener relaciones sexuales debido a las vacaciones y a las fiestas de verano, y esto hace que sea más fácil darse cuenta de que algo no funciona como debiera».

Pero este problema no solo afecta a los hombres. Las mujeres también sufren disfunciones sexuales como puede ser elvaginismo (incapacidad para la penetración durante las relaciones sexuales), anorgasmia (ausencia del orgasmo tras una excitación normal) o dispaurenia (dolor al tener sexo). «Lo importante siempre es diagnosticar bien el problema, no recibir una medicación y ya está» concluye en Dr. Roselló Gayá.

Back To Top